martes, 13 de enero de 2009

Acerca del dolor...



Hormigas de ceniza

Informe telediario ermita ráfaga de aire

Destilado de rara avestruz

Colgada de imposibilidad

De remojo ahogado

En el cerrojo de un espejo

Sueño raído silencioso


Cuesta nombrarlo…


Parar el río que me ciega

Es una oportunidad vacua

El río mismo me llena de voz

Y decir que no me duele el agua fría

No significa que no apague mi sed


El dolor no tiene

Un buen verso

Que lo valga


Sin embargo siempre le escribo


Y vivo igualmente en su dorso

Cuando me encaramaba en su rostro

Cuando sus mantas oscuras me ensuciaban

su tierra era mía

y comía de su mano


ya no existe tal aguja

que me descosa el costado


pero recuerdo su amargo regusto

y a veces me doy cuenta que no me dolía tanto

que el dolor es un color

y a veces dime raro

que según cual

hasta lo echo de menos.


¿no os ha pasado

Eso que echáis de menos un dolor?

A mi sí

Quizá tendría que haber

Empezado por aquí.

10 comentarios:

§♫*€lisa*♫§ dijo...

claro que cuesta
nombrarlo
reconocerlo
superarlo
y sobre todo curarlo...

muakis de luna

La sonrisa de Hiperión dijo...

Me encantaron tus hormigas de ceniza.
Saludos!

Txell Sales dijo...

Pues haber empezado por ahí. El poema es extrano y único. Me ha gustado el yo lírico desnudándose e interpretando el papel de sincero. Tendré que pasar más a menudo por aquí.

cieloazzul dijo...

y si, y cuando ese dolor se extraña en demasía, corremos a su encuentro, para no olvidarle por completo...
un beso y gracias.

TORO SALVAJE dijo...

Prefiero el dolor que el encefalograma plano cotidiano.

Buen poema.

DKaW_ dijo...

elisa, gracias por tu comentario
besos a ti tambien

DKaW_ dijo...

hiperion: La verda es que ni siquiera me havia percatado de haver escrito eso,
es curioso si.

DKaW_ dijo...

txell: Me gusta que te guste! ajaj pasa cuando quieras serás bien recibida.

DKaW_ dijo...

cieloazzul: Exactamente y... no hay de que

DKaW_ dijo...

sí, pero en pleno dolor, muchas veces lo darías todo por ser ese encefalograma plano