miércoles, 4 de febrero de 2009

Hace muy poco

Deje de creer en los milagros


Me había hecho una promesa extraña con el cielo

Y que se yo como pasó

Se cumplió

Me bajó un trozo de luna voraz

Enseñándome el reverso dulce de su piel

Y me iluminó


Yo estaba ahí

La estaba tocando

Era verdad


Ahora paseo con una mirada extrañamente alucinada

Por las mismas calles que forjaron mi antiguo infierno

Y

Tengo en la mano

Aún

Ese picor del milagro

Pero ya no es un milagro

Porque ya es real.


Me cuesta levantarme y pensar

Que ya no tengo porque pensar tanto

¿Qué se supone que hacen los guerreros

Cuando llega la paz?


Poco a poco

Cambio mis palabras

Deshojo poco a poco

Mi armadura

Soy

Una criatura brillante e ilusionada

Me besa en los labios

La luz cortada del día

Y ya no necesito creer en milagros

Todo lo que quiero para mí

Todo lo que amo

Es real.

3 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Los guerreros cuando llega la paz la saborean, la disfrutan, se relajan y a los pocos días empiezan a causar problemas.

Espero que no te ocurra a ti.

Saludos.

DKaW_ dijo...

ja! esperemos! xd

Lilya Nuratis dijo...

Sencillamente magnifico!!!... y me encanatria mezclar su yo poetico y decir.. que me alegra que ya no crea en los milagros...

besos calidos
Lilya