domingo, 6 de septiembre de 2009

El holocausto de la ecohistoria


Algún día

dentro de mucho

mucho tiempo


Nos quedaremos sentados mirando el televisor

(o su equivalente moderno)

y veremos horrorosas imágenes

angustia dolor e impotencia

cien mil bolsas de basura

flotando en el atlántico

trozos de metal fundidos

sobre la vida marina

nos pondremos la mano en el pecho

y lloraremos de vergüenza

de lástima por tan desastrosa muerte


Lo llamaremos

el holocausto de la ecohistoria


Cientos de aves muriendo aspirando humo

islas de plástico

coronando el cielo negro

del océano pacífico

rugientes bolas de fuego

atravesando ficticios enemigos

odio y descomposición humana

estupidez incomprensión y vandalismo


¡Si pudiera entonces

sacar un gran puño

con la fuerza

de todas las voces de las almas muertas

de la selva!


Si pudiéramos entonces

decirnos cuantos errores

cuantas barbaridades

cuanta muerte innecesaria

somos capaz de hacer…


Este es el mundo que piso

hoy día

con la mano en el pecho

llorando

de vergüenza

en el holocausto de la ecohistoria

llorando

por lo que estamos matando


Aunque

por suerte

habrá una día

dentro de mucho

mucho tiempo

en que todo esto

solo será un recuerdo


dentro de mucho tiempo

cuando nuestras almas

vuelvan a ser aquella raíz del mundo

y vuelvan a ser

criaturas de la tierra

(sin mayúsculas

la tierra

esa llana criatura

útero de la vida.)


Volaremos hacia el nuevo hombre

sin odio

auténtico

genuïno y natural

al hombre primero.


Suena: Pink Floyd - High Hopes

11 comentarios:

Sol dijo...

Me hubiera gustado no llegar a eso no???
No tener que esperar al holocausto para una vida mejor!!!
Pero es tan cierto que lloramos tantas cosas que nosotros mismos destruimos...
Mil besos cielo, llenos de luz para ti!!!

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Dani...

¿Será necesario que la humanidad cumpla ese ciclo, para que la vida renazca nuevamente?
Tal vez estemos a tiempo de evitarlo.

Gracias por tu visita,

Saludos.

Ananda Nilayan dijo...

Pues si... pero está en nuestras manos hacer algo por pequeño que sea (bolsa de toda la vida para la compra, menos coche, reciclar, pensar más positivamente, que los pensamientos tambien contaminan...)
Abrazo.

elisa...lichazul dijo...

es el único hogar que conocemos y mira cómo le tratamos!!
razón llevas en tus versos
que más que versos es un testamento que dejaremos a nuestro futuro.

besitos de luz
felíz semana de todos modos

Fero dijo...

Vaya. que gran honor leer esto.
absolutamente genial.
estupendo.

saludos.

Fernando dijo...

Excelente como siempre.No estoy aseguro de que describas cómo será el mundo dentro de poco, más bien pienso que has hecho un relato exacto del mundo actual, y eso que no has entrado en la miseria de las chabolas, de los basureros, de las minas, de los guetos y no te has detenido en los despachos de moqueta, en las fincas de los millonarios y en las cárceles. ¡Qué será de las próximas generaciones!. Un abrazo.

Cecy dijo...

Hace rato que esto es asi.
Sera que no debemos olvidarnos de "otro ladrillo en la pared"?

Besos.

Veronika dijo...

Como decimos por acá: "se me espelucó el cuerpo"

Abrazos

Adolfo Payés dijo...

Hace mucho que sucede.. no callarlo es nuestra obligación..

Un gusto leerte..

Un abrazo
Saludos fraternos

PIZARR dijo...

Espero de corazón que no se cumplan esas palabras tan bien escritas sobre el tremendo tema de la contaminación y los desmanes que hacemos contra la que es nuestra única casa.

Parece que lentamente algo vamos haciendo.

Ya se están retirando los plásticos de algunos sitios... cuesta acostumbrarse a acudir a la compra con un caro para no necesitar bolsas.

El reciclaje va entrando en las conciencias y confio en que a no mucho tardar en todos los lugares exista esa conciencia ecológica necesaria para salvar de la ruina inminente a nuestro planeta.

Un beso

La sonrisa de Hiperión dijo...

Dando puñaladas... me gusta jajaja

Saludos y un abrazo!