domingo, 22 de agosto de 2010

Luciérnagas de antimateria


A veces no queda más remedio
que ponerse los ojos en la frente y mirar
y tras un rato de fría deliveración
piensas que casi hubiera sido mejor
arrancártelos, echarte sal a las cuencas
y dejarlo cauterizar.

Monumentos estáticos a la vanidad
suciedad
basura en forma de
gatos negros de afilados colmillos
ojos venosos rojos y ansiosos
pululando
luciérnagas de antimateria
luz negra
el santo grial sin alma
de los hombres

perdidos
tras prismas geométricos
anclados en el cristal perpetuo
goteando gota a gota
un sangriento y destilado día más.

Atmósfera gris
de infelicidad
humo podrido
en la ciudad
pulmones
agujereados
por donde
rebota el silencio

sopla el viento en sus paredes
tus cuencas vacías
miran a la negrura sangrante
las lágrimas
quien sabe donde están.

Suena: Kylesa - Scapegoat

5 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

los ojos siempre engañan
el ojo derecho no apunta a lo que el izquierdo sí
en el cerebro se juntan y allí elaboramos lo que queremos ver y creer a veces nos gusta y otras no

es lo que hay...es lo que es

besitos de luz

Ananda Nilayán dijo...

Es verdad que a veces dan ganas de arrancarselos, pero bueno, siempre tenemso la opción de volverlo poesía escrita o dejar de mirar tanto desatino. Es cuestión de práctica y tesón.
Ahora elijo quedarme en tus versos, densos e interesantes.

Un abrazo

Blueyes dijo...

No te los arranques todavía... Espera un poco, deja fluir las cosas... Y mucha mucha suerte.

Megapili dijo...

Wow!! O.o menudo poema! Hacía bastante que no tenía un poco de tiempo libre para dar una vuelta por los blogs y te tengo q decir q este poema me encanta. Sí, vale, mi enorme lado oscuro y tétrico rebosa de alegría en este momento y es posible q este poema venga a cuento de algo negativo q ha sucedido, pero es simplemente perfecto.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Cuantas veces he sentido eso.
La verdad es que para lo que hay que ver...

Saludos.