martes, 15 de julio de 2008


Estoy un poco desperezado

Aquí

Tan removido de mis cosas

Remojado en una taza de agua tibia

Con este bienestar

Tan inmaculadamente sordo

Tan raspado

Que no se cuanto me va a durar.


A estas horas

Puedo decir que estoy vivo

Y oh nena

Ha sido un puto milagro.


Ir pisando sueño tras sueño

Ir sumando pulso tras pulso

Otro centelleante líquido amargo

Pero ya no más


Se me diluyen

En las burbujas

Las esquirlas

De un deseo

Que pedí a una estrella.


Quizás nunca tenga el despertar gigantesco de aquel día

Y se me carcoman mis pensamientos

Asiliconados tras horas de oscuridad

Y me maldiga cien veces


Y grite tu nombre

A un firmamento que me parezca ahogado y frío

O quizá no.


Ahora solo estoy

Removido desde la lengua a las entrañas

Tras un parto doloroso

Ya no te amo

Hasta que me duela el vacío

Dejo al viento un suspiro

De alivio...

Uff..

4 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Dani, me encantó!

"A estas horas

Puedo decir que estoy vivo

Y oh nena

Ha sido un puto milagro."

Esto amerita guitarras. Debería ser una canción. Yo la aullaría feliz.

Un besote.

Red Pèrill dijo...

Un nudo en SU garganta...
Un puto milagro (jodido rockero!), cada vez afilando más la pluma, que cabrónnnn... las "drogainas" llegan también a su fin, uf por fin has soltado sus cadenas, te felicito...

Una canción, un jodido rock 'n roll!

DKaW_ dijo...

Raquel: Puede que algun día lo sea xd

DKaW_ dijo...

Red: Rock? tu que me enseñas...
Albatros rulez
A ambos: Long Live rock n' roll