lunes, 29 de septiembre de 2008

Una gran verdad


Solo tengo que creer

En lo que veo en la ventana

Cuando en varios sentidos

Seguro

Se cruza un algo de verdad

Ni que sea pequeñito...


Pero

Un ruido de melancolia

El suelo que piso

Que he pisado

Que he estado

Pisando

Este

O el de siempre

O

En tantos lados...


Y luego

El asombroso espejismo de irrealidades

Cuando

Dices

Ostia

Antes creía que en el cielo brotaban

Nubes de silencio

Y que esta acuarela

Diluida de nihilismo

Era impensable

Y ahora mira...


Mi corazón

Sentado en el borde de una cornisa

Divisa un amanecer amelocotonado

Como...

Un afrutado y sencillo manjar de media tarde

La sutil

Noche de sales

Dulce

Tarde de mil hojas

De hojaldre

Otoñales

Rellenas de recuerdos confusos

Farolas embestidas

De un verano

Que...


Oh, vuelve a ser de día

Solo un segundo

Que se ha paseado por

Mi cabeza despistada

Y

En

Las luces que se me pasean

De pensamiento a pensamiento

Sigo persiguiéndola

Jugando a escaparse entre mis neuronas

Y siempre

A punto de amarrarla...

La verdad...


¿Y total

para que?


...


(oh, vaya

se me volvió a escapar

una gran verdad)

4 comentarios:

Janko dijo...

Que bo! M'hi veig identificada, com tothom suposo. Molt bo!

Raquel Fernández dijo...

Hermoso trabajo. Hacía mucho que no pasaba por acá. Anduve con mi bipolaridad a full, buscando respuestas donde no podía encontrarlas.
Mi blog está abierto otra vez. Pasá cuando quieras.
Un abrazo.

DKaW_ dijo...

janko, merci!

DKaW_ dijo...

raquel, encantado de tenerte aquí de nuevo y gracias por pasar