sábado, 8 de noviembre de 2008

Esa niña


hubo una época en que
eras pequeña
y te reías de las cosas como si nada
saltabas de letra en letra
y jugabas con los deslices del aire
en tu lengua.

dirás cuanto tiempo
y sonreíras
como si no hubieras matado hace dos días
ese reluz de niña en tu comisura.

asumes un trozo de frente tuya
que está
a un paso de la locura
sujetando tu cabeza inquieta
diciendo
no puede ser

si
hubiese algo
que soltara ese peso
y te dejara marchar
quizás verías la estela de piel
sobre el camino
el esfuerzo
de arrastrar tu propio rostro
tanto tiempo
(y tan poco)

pero
que se yo del dolor
solo he sido una planta
amordazada
a un día gris.

di que el mundo
lleva los ojos vendados
y que
hace tiempo que siembras
flores negras en los portales
que naciste con el signo
del cemento negro en los ojos

da igual
aún se oye
como de lejos
el estertor de una niña
ahogada en una lágrima intangible
en un otoño quemado de crueldad

sabes que está ahí
vamos...
dejala llorar ya.

4 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Excelente. Me sentí absolutamente esa niña. Un abrazo.

Janko dijo...

jo sí que voy a llorar

DKaW_ dijo...

Raquel no creo que dejes de serlo. Gracias por pasar

DKaW_ dijo...

Janko: no woman no cry