sábado, 26 de diciembre de 2009

Después de este largo invierno que justo ahora empieza



El viento sopla
Me quedo seducido
Por un leve temblor

Es una día cualquiera
Y estoy oyendo aullar
Las llamas de lo profundo
La invernal manta
De sombras
Que llega con el invierno.

Rescato
Un silbido de nubes
Un ruido a calle mojada
La melancolía
De las palabras que vuelan
Escondidas
Tras las bufandas.

El hielo que
Resbala sobre las ideas
El momento en que
Se sienta a pensar
La vida.

A veces
Las piedras de la calle
Se encogen de frío
Cuando sus ondas caen suavemente
Sobre la luz pálida del día.

A veces
Dentro del pequeño caparazón
Del invernáculo metido
En mi cabeza
Empiezan a fraguarse
Un nuevo nacimiento
De donde
Germinarán emociones dormidas

Tiempo después
Se despojarán
Los árboles
De su pereza dormida
Y estirarán sus brazos hacia el cielo
Abrazando a los ensoñados pájaros
Besando la sencillez majestuosa
Del perfume de las flores
Será después
De este largo invierno
Dulce
Reflexivo y blanco
Que justo ahora empieza.

Suena: Madredeus - O Pastor

5 comentarios:

supersalvajuan dijo...

¿Las emociones pueden estar en estado latente?

elisa...lichazul dijo...

un pequeño letargo da paso a llamas y llegadas super potentes:=)

besitos

Froiliuba dijo...

Y al duro invierno le sucederá la primavera, llena de latidos, de esperanzas y sonrisas. es ley de vida no?

Verbo... dijo...

Entonces la melancolía tiene alas...¿por qué no?


Un beso.

Sol dijo...

Hay inviernos permanentes Dani, pero tambien es bueno apreciar que despues llegan epocas de brotes nuevos, de renaceres...
No esta mal reposar ese invierno, tomarlo para pensar... para reflexionar!!!
Todas las estaciones tienen algo productivo, algo para rescatar...
Mirate sino metidito en la cama disfrutando del calor de tu bella mujer!!!
Mil besos cielo, llenos de luz como siempre!!!