viernes, 27 de noviembre de 2009

XVII




El frío polar es mi hogar
Y me he mecido en él
Como una amapola silvestre
Balanceándose suave y caliente
Sobre el verde.


Yo llamaré a las noches
Y cubriré de claveles  sus camas
La oscuridad me envolverá con su calma
Y estaré de nuevo en casa.

Suena: Nine inch Nails - Ghost XVII

17 comentarios:

Magah dijo...

Nada mejor que sentirse en casa, esté donde esté uno.
Algo así como abrazarse, no?

Saludos!

una más... dijo...

" Como una amapola silvestre
Balanceándose suave y caliente
Sobre el verde. "
Esta es la sensación más agradable que he sentido hoy..

VaNe dijo...

palabras sencillas envuelven el alma... como las que acabo de leer!
PRECIOSO!

besitos
=)

Ananda Nilayan dijo...

Hay un cambio en tu sentir que se refleja delicadamente en tu poesía.
Preciosos versos.
Un abrazo.

Bohemia dijo...

que bellos versoso, fríos pero cálidos a la vez

Bss

AntWaters dijo...

Qué bonito el poema; las imágenes.

Hay una película.. en realidad hay más de mil, sobretodo si sabes iraní ;).. Bueno, hay una peli, que a mí me encanta para vivir, "el invitado de invierno". En ella, un niño dice: "iremos hasta aquellas rocas de allá, después no habrá nada y tendremos todo el tiempo del mundo... somos habitantes del hielo, este es nuestro hogar". Atrás, en la costa, el mar está helado, por él va caminando con su gato en el abrigo... deja unos padres que quieren lo mejor para él: "para qué tendrán hijos? Si nunca los ven.."

Oh, bueno, que un abrazo helado

Arya dijo...

ese frio que calienta..
solo en casa.

Saludos : )

elisa...lichazul dijo...

inunda todo la noche
en su merea argéntea...

un abracito de luz

Cecy dijo...

Te diré que ahí se te ve muy bien!!!


Besos.

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Bello, me gustó la sencillez.
Un abrazo, besos, cuidate mucho sí.

TriniReina dijo...

Amapolas, claveles, casa, calma...
Sobra ahí el frio polar.

Muy bello

Saludos

CalidaSirena dijo...

Volver a casa de nuevo, que bien suena eso..
Un besazo enorme y gracias por tu visita a mi orilla

TORO SALVAJE dijo...

Somos vecinos entonces.

Saludos.

la mujer fatal psicodélica dijo...

bonita entrada,
pero a mi me da a pensar sin venir a cuento, de que ha veces este frío se forma como escarcha encima de uno, se congelan ciertas pasiones. Lo contrario a tu entrada, jaja

Motivaciones en azul dijo...

Profundos sentimientos desmayando en tu poema.

Un saludo.

María

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Yo llamaré a las noches
Y cubriré de claveles sus camas"


Camas vacías, camas de sábanas machadas, pero no lo suficiente...

Saludos y un abrazo.

qui sap si... dijo...

La nit pinta de negre
el verd dels camps,
i la matinada
amb blanc color de gebrada
m’obre la casa freda
de la soledat mullada.
La flor que del roig
en presumia
entre el groc del blat,
rosella se’n deia,
ara en la tardor oblidada,
m’acompanya camí
de l’hivern
amb gotes de rosada,
sobre tel de boira
que del riu puja
per visitar-la.
Em promets
clavells sobre el llit,
potser quan sigui freda pedra,
quan encetar el novembre
m’acullis en oració silent,
repartint quatre clavells,
entre gerros de vidre,
però jo encara
no vull aquesta calma,
acompanyaré si cal,
una estona més,
la rosella mustia
en llençol d’herba groga.