lunes, 7 de abril de 2008

Pobres Imbeciles Engominados


La culpa de todo

La tienen esos imbéciles engominados

Que sonríen con fuerza

Con un gin-tonic en una mano

Y la otra aguantando una barra

Llena de imbéciles engominados

Que sonríen con fuerza

Con un gin-tonic en una mano

Mientras con la otra sostienen

Un saco de mentiras.


Y mientras piensan cuanto deben

Hablan de dios y de mundo y de vidas

Y pagan con sus billetes con dibujos

de señores imbéciles y engominados.


Y dicen que creen y por lo menos

Creen que realmente creen,

Se dan cuenta que el mundo es dinero

Y viven en la moral en la que creen.


Y se les tuerce el gesto de golpe

Cuando ven que hablan de libertad

Y sin darse cuenta llevan un traje reluciente

Hecho de billetes y monedas

Y se ven rodeados de casas hechas de monedas

Y se dan cuenta que son unos vendidos.


¡Pobres imbéciles engominados!

Caerse del balcón tan tarde

Y con tanto por firmar por delante

Es una puñalada trapera.


O de eso hablan,

Tuercen el gesto con desdén,

Sujetan el gin-tonic,

Muy mal todo muy mal...

¿Y tu qué, cuando te casas?

¿No ibas a comprarte un diesel?

O de algo tendrán que hablar

O a algo habrá que aferrarse

Aunque todo sea mentira...


¡Tranquilos imbéciles!

¡que no decaiga la fiesta!

Sonreíd con fuerza,

Aguantad el tipo,

La siguiente ronda

La pago yo.

4 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Me encantó este texto. El final es grandioso.
Un beso!

DKaW_ dijo...

Gracias raquel, siempre muy buena conmigo xd El final es el único posible, unirse a la farsa o morir xd

PACO dijo...

Gracias por visitar los cuadernos del mendigo y ser tan generoso con tus palabras. El mundo necesita poesía, no nos abandones.
Saludos

Paco

DKaW_ dijo...

Gracias a ti paco por entrar y comentar, y no tengo intención de abandonar nada de momento xd