martes, 15 de abril de 2008

Técnico


Hola, soy el técnico

Vengo a profundizar un poco más

En ese hoyo perpetuo

Que tiene usted entre costillas y espaldas

La reforma le saldrá por un pico

Pero le va a quedar un corazón desierto

Limpio como una patena.


Saquemos de mientras estos millares de luces

Blandas y muertas que se le arrinconan en las aurículas,

Hay que sanear tanta pasión prohibida de este rincón

O se le quedará la sangre helada el próximo invierno.


No estaría mal un repasillo a la válvula tricúspide

Lo digo más que nada y sin querer ofender

Por los mil y un portazos que reciben

Que fastidian las junturas del endotelio

Y se le queda esta cara de querer morder algo.


Va a estar más difícil si cabe

Desempantanar tantas goteras de los pulmones

Sus lágrimas perpetuas hacen un reflujo hacia adentro

En vez de hacia fuera que es lo normal en este caso

Claro que usted no entiende de domótica.


Todo esto así a bote pronto y aproximadamente

Le podría costar una conversión al cristianismo por lo menos

O una vida de feliz agricultor en un patatal tercermundista.


De momento y por no hablar de lo demás

Que solo hemos mirado la caja torácica...

Otro día con más tiempo echamos un vistazo a lo demás.

7 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Me encantó! A ver cuando pasa el técnico por mi casa, jajjajaja.
Un beso enorme!

Nilo dijo...

Grande!

DKaW_ dijo...

Cuidado con los técnicos que empiezan cambiandote una bombilla y acaban cambiandote la cuenta corriente a su nombre. saludos raquel.
Nilo,
Gracias!
xd

Anónimo dijo...

SuBi:

Ke coño haces sin bata? INSENSATO!!!

DKaW_ dijo...

Tranqui Gandalf que no estaba tocando na peligroso y era una práctica... por sierto, pronto sere técnico... técnico de verda xd

Soledad Sánchez M. dijo...

Uno de los textos más originales que he leído últimamente.

Eso sí, que no metan mucho la mano en nuestro interior, que al final, terminan haciéndonos otro.

Un beso, y pasaré a leerte con más calma.

Soledad.

DKaW_ dijo...

Gracias por pasar soledad, siempre he creido que es más importante los cimientos que los acabados, pero es importante reconocer que un grifo en su sitio vale más que una bombilla que no funciona. Da que pensar...