martes, 22 de abril de 2008

Primavera enloquecida (12-04-07)


Esta primavera

Puede no enloquecer tanto,


Los jardines estarán ajardinados

Digo yo,

Las muchachas irán con shorts,

Espero,

Nos venderán mil productos de belleza

Creo yo,

Y girará sobre sus talones la primavera

Y no estará para nada enloquecida.


La lluvia caerá, poco o mucho,

Sobre el confuso día brillante

La gente, con sus ganas de reír,

(no hay más cojones es primavera)

se alegrará de tan liviana amiga,

supongo,

y entre el sol, los jardines y las muchachas,

la primavera volará frágil y dulce

sobre las cabecitas de la muchedumbre

y los creativos de publicidad.


Pero yo sigo con la cortinas corridas

Y no hay primavera enloquecida para mí,

Las tardes siguen siendo una reclusión triste

Y tu ya no estás ni aquí, ni en mi cabeza,

Ni en la primavera que se pasea feliz y dulce,

Indiferente al humillado dolor de este vacío.


La primavera no vendrá enloquecida,

Ni volverás a gobernar mi vida con sus flores,

Esa es toda la tragedia vacua que me reina,

Supongo.

2 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Supongo que de una primavera a otra las cosas cambian, aunque sea un poco. Todos somos sobrevivientes de primaveras no tan enloquecidas.
Un beso.

DKaW_ dijo...

Es curioso como segun pasan los día encuentro que sucede una paradoja: El tiempo se desvanece cada vez más rápido y a la vez, cuesta más sobrevivirse cada día... cuesta explicar esto.